DIATERMIA

DIATERMIA

Desde 1911 se aplica la Diatermia como medio de obtener efectos térmicos profundos en el cuerpo humano, las corrientes de alta frecuencia se vienen utilizando desde entonces como un tipo muy especial de terapia física capaz  de producir un efecto endotérmico controlado con el objetivo de obtener resultados que no están a nuestro  alcance por otros medios.

Los resultados logrados son tan buenos como el Fisioterapeuta que los aplica, la técnica de la Diatermia capacitiva es tan eficaz que con muy poca formación es posible obtener buenos resultados en múltiples patologías, sin embargo cuando los Fisioterapeutas disponen de información extra que les permite profundizar en la técnica los resultados llegan a ser excepcionales.

 

Con la Hipertermia se trabaja con una gran cantidad de energía localizada en la parte concreta del cuerpo que se ha elegido con la finalidad de provocar cambios metabólicos, ello es posible precisamente debido a que con la alta frecuencia podemos trabajar con intensidades elevadas para producir calor sin que se produzca reacción motora o dolor insoportable, como sucedería si trabajáramos con la misma potencia en baja frecuencia.

Por tanto nos encontramos frente a una técnica muy eficaz capaz de producir un calentamiento en profundidad por medio del efecto capacitivo, que no conlleva  contracciones musculares ni dolor, con un gran efecto de penetración y direccionalidad, con la eficacia de un calor profundo dirigido y controlado parece hablarnos la famosa frase de Hipócrates:
“Dadme una fiebre y yo curaré cualquier enfermedad”

EFECTOS FISIOLÓGICOS DE LA DIATERMIA PROFUNDA

  • Genera calor profundo en los tejidos.
  • Acelera el metabolismo celular.
  • Estimula la circulación sanguínea.
  • Acción relajante muscular.
  • Acción antiinflamatoria.
  • Acción cicatrizante